L’OREAL compra LOGONA. ¿A alguien le sorprende?

L’OREAL compra LOGONA. ¿A alguien le sorprende?

Después del “bombazo del día”; por si no te has enterado el superlobby de cosmética L’Oreal ha comprado la marca de cosmética econatural LOGONA.

Mirando las noticias no dejo de asombrarme de la falta de información de los periodistas o bien las ganas de manipular a los consumidores. Hablan de la “marca vegana”… será que ahora lo más importante de Logona es que sus cosméticos son veganos? Debe ser que como ahora o eres vegano o no eres nada “cool” pues eso es lo que importa.

Desde mi humilde opinión, lo que realmente importa es que los tentáculos de los lobbies comerciales están arrasando con todo. Mi preocupación está en la fagocitación  del sector ecológico. Para los consumidores que aún no tiene muy claro cómo hacer un buen consumo responsable este tipo de actos añaden un esfuerzo mayor.

De todos modos, a mi esta noticia no me sorprende lo más mínimo. Hace unos años que vengo oyendo que L’Oreal está detrás de una norma de certificación de cosmética econatural. En su momento lo investigué y encontré algo pero creo que carece de importancia pues en cosmética econatural estamos aún en pañales y lo que realmente nos ayuda a elegir es comprobar qué ingredientes llevan tus cosméticos.

En mis años a cargo de la Red Ecoestética si algo me quedó claro es la gran desinformación que hay sobre los cosméticos. Así que si no quieres que este tipo de noticias; que presiento van a ser bastante comunes; te alteren lo más mínimo o te hagan dudar de tu consumo consciente, te comento mis premisas de oro a la hora de elegir un cosmético:

  1. Que los ingredientes sean ecológicos: anda con ojo porque la gran mayoría de cosméticos que se llaman ecológicos suelen estar compuestos básicamente de ingredientes naturales y NO ECOLÓGICOS. Cuando leas la etiqueta aparecen indicados con un asterisco. Cuantos más asteriscos veas en el INCI (listado de ingredientes) mejor.
  2. Que sean arteSANOS: soy de esas personas a las que le encanta saber quién ha hecho todo lo que consumo. Pienso que es una forma maravillosa de hacer un consumo responsable, por lo que cuando compro algún cosmético siempre intento que sean hechos por alguien que conozco; o bien utilizo los que hacemos en los cursos o me regalan.
  3. Con pocos ingredientes: MENOS ES MÁS. Me gustan los cosméticos que tienen pocos ingredientes pero de la mejor calidad. También es cierto que nunca fui consumidora de cosmética convencional y por lo tanto no busco cierto efecto como pueden buscar otras personas. Te pongo un ejemplo: para mi la mejor crema facial es un buen hidrolato obtenido con todo el amor del mundo (como es el de mi amiga Ana Gayoso; tengo que recomendarlo porque todo lo que hace está lleno de ARTE SANO; pero hay muchas más ofertas fantásticas en el mercado) y después me pongo un buen aceite de jojoba, aguacate, cáñamo, rosa de mosqueta… lo que tenga o bien una mezcla en plan serum de alguna de las marcas que adoro.

Estas tres premisas creo que ya determinan mucho cómo elegir un buen cosmético. Para el tema de los solares la cosa se complica un poco más pero hay marcas como ALGAMARIS, AMAPOLA BIOCOSMETICS o ANTHYLLIS que funcionan de maravilla y no tienen nada que ver con los solares tóxicos que puedes encontrar en la cosmética convencional. En un post anterior tienes más información sobre el tema.

En conclusión, si apuestas por una cosmética más local, con ingredientes ecológicos de calidad y hecha con cariño por elaboradores locales, este tipo de noticias no te van a preocupar lo más mínimo.

Recuerda que entre tod@s creamos el mundo que queremos. Si necesitas tener más información no dudes en preguntarnos o te puedes a puntar a alguno de nuestros increibles cursos de cosmética ecológica así tendrás soberanía cosmética ;).

Marga Roldán